sábado, 27 de marzo de 2010

Características generales del níspero

.
Pertenece a la especie Eriobotrya japonica.

El árbol recibe los nombres de: Níspero, Nísperos, Níspero del Japón, Nisperero del Japón.

El níspero es el fruto del nisperero, árbol de la familia de las Rosáceas (Rosaceae). Al níspero japonés (Eryobotria japonica) no se le debe confundir con el níspero común o europeo (Nespilus germanica), ya que popularmente ambos se conocen como nísperos.

A este fruto se le llama níspero del Japón, para distinguirlo del níspero europeo, aunque en realidad se trata de una especie originaria de China oriental. El níspero llegó a Europa a finales del siglo XVIII, gracias a los marinos mercantes que recorrían las rutas de oriente. Se convirtió en un árbol ornamental, por sus flores blancas con olor a almendra y por sus hojas siempre verdes y vellosas del envés.

Pueden considerarse dos tipos de cultivos: el japonés, que se caracteriza por tener menor número de semillas, una maduración más temprana y una coloración de los frutos más clara, tanto de la piel como de la pulpa; y los chinos con unas características opuestas.

En griego, eriobotrya significa "racimo lanudo", y el adjetivo japónica hace alusión a su procedencia asiática. Aunque su origen es chino reciben el nombre del país que primero los aprovechó que fue Japón.

Árbol muy alto, entre 6 a 9 m, de copa redondeada, tronco muy corto que ramifica a muy baja altura, con ramillas gruesas y lanosas.

Árbol perennifolio, con hojas coriáceas, muy largas y grandes, lanceoladas, subsentadas y extremadamente pilosas (aunque el pelo se cae), con margen aserrado, el cual daña muy frecuentemente a los frutos, sobre todo en zonas ventosas, produciéndose lo que se conoce como "tarameado" (se daña la superficie del fruto que cicatriza en color marrón, depreciando al fruto comercialmente).

Las flores se encuentran agrupadas en panículas en número muy elevado, aunque se produce un importante aclareo natural y no cuajan todas. La floración se produce a finales de otoño, o en invierno. La fragancia de sus flores atrae irresistiblemente a las abejas y mariposas, mientras que muchas variedades de pájaros se alimentan de los frutos maduros.

Especie autocompatible, pero mediante polinización cruzada se aumenta la fecundación y el número de semillas por fruto y con ello el tamaño. Es buena planta melífera.

Especie moderadamente resistente al frío, pero sin requerimientos de horas-frío. Es un frutal de litoral, donde las temperaturas se amortiguan mucho durante el otoño e invierno, coincidiendo con los procesos de floración y fructificación.

Se multiplica por semillas y el único cuidado que se debe tener respecto al riego es no anegar el terreno donde crece.

Hoy día, es un frutal cuyo cultivo está muy extendido en todo el mundo, tanto por su valor ornamental como por sus apreciados frutos.

El níspero posee pulpa comestible, la que tiene un color entre blanco y anaranjado, es muy aromática, carnosa, con un intenso sabor dulce aunque algo ácido y propiedades refrescantes.

El níspero es la primera de las frutas "de hueso" que llega en primavera a los mercados. No obstante, las perspectivas de futuro del níspero son buenas, ya que es una fruta que cubre el espacio entre las naranjas y las primeras frutas de hueso.

Es un pomo de forma ovoide o globosa. En su interior alberga de 2 a 4 semillas alargadas de color marrón brillante que pueden llegar a ocupar casi la mitad del volumen del fruto. Tiene unos 30 a 50 milímetros de longitud y un peso que oscila entre los 50 y los 100 gramos. La piel es delgada, tersa y delicada, aunque en algunas variedades la cáscara es fuerte y correosa, de color blanquecino o anaranjado y se desprende con facilidad al ser estirada desde el pedúnculo. La carne es firme, jugosa, compacta y con un agradable sabor acidulado o dulce en las buenas variedades.

A la hora de elegir los nísperos, estos deben cumplir unas normas de calidad básicas: estar enteros, sanos, exentos de materias extrañas visibles y de olores y/o sabores raros, con el color de la piel uniforme, y no deben presentar zonas muy blandas al hacer una suave presión con los dedos. Esta fruta debe elegirse madura y con la carne firme y bien coloreada, porque verde resulta indigesta.

Todos los materiales de la recolección están protegidos para no causar magulladuras, golpes o roces a los nísperos, y las cajas que se emplean para transportarlos tiene almohadillas de goma espuma para que durante el transporte no se dañen.
.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada